Torreon, Coah.
Edición:
20-May-2024
Año
21
Número:
905
Inicio » COLUMNAS » PREMIOS NOBELES DE PAZ EN MÉXICO / 716

PREMIOS NOBELES DE PAZ EN MÉXICO / 716


|
Por:
Fernando Rangel de León
|
29-09-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: FERNANDO RANGEL DE LEÓN

No podía ser más oportuna la celebración de la XVII Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz, en Mérida, Yucatán, los días 19, 20, 21 y 22 de septiembre, porque en ella los grandes problemas de la inseguridad, la  violencia, la migración y otros, que está padeciendo México, fueron tratados por autoridades mundiales  en esas materias,  proponiendo soluciones que ojala adoptemos en nuestro país lo más pronto posible.

Esta es la primera vez en la historia que México es sede de esta clase de eventos; batiendo records de asistencia con 30 nobeles, entre los que destacaron Rigoberta Menchú, Lech Walesa, Juan Manuel Santos, Kailash Satyarthi, Frederik  Willem de Klerk, entre otros.

La indigenista Rigoberta, recibió el Nobel de la Paz en 1992, en reconocimiento a su lucha por la justicia social y reconciliación etnocultural; el expresidente polaco Walesa, por su defensa del sindicalismo independiente; el expresidente colombiano Santos, por haber conseguido la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC; el activista indio Satyarthi,  por haber liberado a 85,000 niños esclavos de la India; y el expresidente de Sudáfrica de Klerk, por haber puesto en libertad a Nelson Mandela, quien también recibió el Nobel de la Paz.

El Papa Francisco, estuvo presente con un discurso que leyó el arzobispo de Yucatán, animándolos a “seguir buscando los modos más ordenados para promover la paz con el dialogo, el encuentro y la negociación, abriendo puertas que ayuden a comunicarse y cooperar para vivir juntos respetando la diversidad y reforzando los vínculos de fraternidad y de responsabilidad”.

Santos se pronunció en el foro en contra de las prohibiciones, y contó la anécdota de Winston Churchil, quien era muy afecto a las bebidas etílicas, de que cuando visitó los Estados Unidos, pidió un trago y se lo negaron porque había  “ley seca”, a lo que exclamó: qué raro país es este que las cuantiosas ganancias por la venta ilegal del alcohol, se van a la mafia; mientras que en mi país Inglaterra, se van al fisco.

La inauguración estuvo a cargo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en su discurso expresó: “el ser humano no es malo por naturaleza”, “no queremos una paz de los sepulcros, queremos una paz que se origine con impartición de la justicia, la paz es fruto de la justicia”.

México es en el concierto de las naciones un país tradicionalmente pacifista, que ya obtuvo su primer Premio Nobel de la Paz en 1982, en el diplomático Alfonso García Robles, por haber logrado la firma del Tratado de Tlatelolco, para el desarme nuclear; y  espera que le otorguen el segundo.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu