Torreon, Coah.
Edición:
26-Feb-2024
Año
21
Número:
895
Inicio » COLUMNAS » La pequeña oposición sin autoridad moral / 713

La pequeña oposición sin autoridad moral / 713


|
Por:
Sin Censura
|
09-09-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: GUILLERMO OROZCO RODRÍGUEZ

 

En el lenguaje ético o político la autoridad moral se refiere al hecho  de ser respetado por su trayectoria moral y por el comportamiento ejemplar que mantienen a lo largo de su existencia. Es la congruencia Son congruentes en lo que piensan, dicen y hacen. Defienden un estándar de bondad y justicia reconocidas por los demás.

Hoy la oposición beligerante contra AMLO,  no tienen la razón.Esa oposición que como grupo de interésse dedicó a  poner trabas, obstáculos y trampas a López Obrador  para evitar que llegara a la presidencia de la república, no pueden crecer ni consolidarse.

Ahora que AMLO encabeza el nuevo régimen se han tornado más agresivos e intransigentes, pero los métodos no les han favorecido. Les falta práctica, quieren copiar las estrategias que durante años de lucha practicaron las izquierdas, ante ello solo han logrado  quedar en ridículo. A esta oposición conservadora  le falta tesón y pasión, pero sobre todo les falta autoridad moral. Es imposible que no haya mínimos puntos de coincidencia con el nuevo régimen y que con inteligencia se vayan ganando a los electores. Debe haber ciudadanos se vayan decepcionando del gobierno de López Obrador, pero sus acciones logran lo contrario, cada día son menos numerosas las marchas de protesta en contra del presidente de la república e incluso los índices de  popularidad del mismo son más altos incluso que al momento de su triunfo.  Además de menospreciar a los ciudadanos que votaron por Andrés Manuel López Obrador.

Los mexicanos se convencen que la premisa repetida cientos de veces por López Obrador de la existencia de “la Mafia del Poder”,  no era una consigna de campaña, la mafia del poder sí existe.

Pero con las acciones de gobierno de apoyo a los más pobres y la forma inmoral con que gobernaron, esa oposición conservadora cada día es más débil y pequeña.El PRI, el PAN y el PRD, Prian o Priandr, cavaron su tumba desde que en el 2012 firmaron el pacto por México.

Para el presidente Andrés Manuel López Obrador sus adversarios están fuera de quicio, desconcertados y no son capaces de frenar la Cuarta Transformación.Afirma: “No han podido crear un grupo o facción con la fuerza de los reaccionarios de otros tiempos. Además, lo digo con respeto, no quiero que se entienda como un acto de prepotencia o burla: están moralmente derrotados”, afirmó en un mensaje con motivo de su Primer Informe de Gobierno.Parafraseando a Don Benito Juárez al que tanto dice admirar, recuerda una de sus muchas frases célebres “El triunfo de la reacción es moralmente imposible”

Los opositores  se han quedado huérfanos, sus guías que en el pasado estaban encumbrados y llenos de poder  tiene un historial tan negro que ante el nuevo régimen prefieren discreción, a excepción de Fox y Calderón que se tornan vociferantes, los demás tratan de  pasar desapercibidos ante la larga secuela de hechos de corrupción que protagonizaron.

Carlos Salinas de Gortari juega el papel de un duendecillo oscuro, perverso y agazapado que trata de operar desde las entrañas del drenaje, pero ante la amenaza  de que verdaderamente habrá justicia, no quiere ni que se le recuerde.

Ernesto Zedillo es solo una sombra gris que juega entre los consejos de administración y los salones de clases; parece ser el mejor librado en comparación con los otros, pero el fantasma del fobaproa cuya herencia a los mexicanos son los miles de millones de dólares de deuda que regaló, sin recato, a bancos y empresas. También se oculta y trata de que no se le mueva ni se investiguen sus pecados.

Vicente Fox Quesada, es el  hazmerreír  de las redes sociales, los usuarios de las mismas lo han desenmascarado como pillo y corrupto, cae cada día estrepitosamente de las cumbres donde estuvo y se desmorona día con día. El destructor de la esperanza de los mexicanos es el mejor aliado de López Obrador, gracias a sus desaciertos y desafortunadas declaraciones la popularidad de AMLO se consolida.

Felipe Calderón quizás  de todos el peor. No sólo porque tiene sueños en los que se ve otra vez viviendo del Estado  como antes, como siempre; trata de tocar nuevas puertas para seguir vigente, pero los mismos ciudadanos se lascierran; no sólo porque su único logro (la Presidencia) está manchado por la deshonestidad, el fraude y los horrores sangrientos. A él le debemos la herencia de un  México que se autodestruye; a él le debemos  dolor,  viudas y huérfanos; a él le debemos  fosas y anfiteatros llenos de cuerpos sin reclamar. Y es el peor de todos porque no se arrepiente  y sueña con volver a someter a México.

De Enrique Peña Nieto, no hay mucho que decir, su gestión se tornó en una inmoralidad, patética y vulgar. Gracias a él AMLO triunfó  con una fuerza electoral sin precedentes.  Peñafue un error del sistema priista que ya afortunadamente ya agoniza.

Los viejos actores que se suman y que tratan de aparentar que son nuevos se definen como bloques de contrapeso contra acciones de gobierno dictatoriales –dicen-, se convierten en un buen chiste, la frivolidad y comicidad de Gabriel Quadri. La opacidad  del  ex priista José Narro, el pragmatismo de “Los Chuchos” y otra morralla.No traen brújula, ni tienen futuro XXI. En efecto con ellos se consolida aún más la frase: “están moralmente derrotados”.Le faltó al Presidente agregar: “moralmente derrotados pero por ellos mismos”. No puedes ser crítico y exigir algo,  cuando tienes la cola larga no tienes autoridad moral.

Urge que esa pequeña oposición que menosprecia a 30 millones de votantes se consolide. Un gobierno transformador necesita de una verdadera oposición.

Guillermo Orozco Rodríguez.- A 9 de septiembre de 2019.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu