Torreon, Coah.
Edición:
27-May-2024
Año
21
Número:
906
Inicio » COLUMNAS » No es olvido / 712

No es olvido / 712


|
Por:
Samuel Cepeda Tovar
|
31-08-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: SAMUEL CEPEDA TOVAR

http://enfoqueanalitico.blogspot.com

Nadie ha dicho que lo sea, mucho menos el presidente. Nadie ha insultado con semejante idea a los familiares de los miles de miles de mexicanos que han fenecido por culpa de la violencia imparable que ha azotado a nuestro país desde el sexenio calderonista. Imposible decirles a los familiares que deben olvidar a sus seres queridos abatidos, imposible que la sociedad olvide tragedias que han marcado una docena de años de terror que nos ubican como punteros en el ranking de las naciones más violentas. La propuesta de amnistía que en campaña mencionara el ahora presidente, y cuyas secuelas aparecen ahora en el plan nacional de desarrollo 2019-2024, no es un olvido, es un parteaguas que busca frenar la violencia que parece imparable y ante la cual el Estado no ha podido más que hacer esfuerzos paliativos que a final de cuentas no traen consigo disminución de las cifras de violencia. Si el combate frontal no ha dado resultados, y si la política social no ha mejorado la calidad de vida de los mexicanos a grado tal que no busquen emplearse en el crimen organizado, la idea de otorgar amnistía a delincuentes o miembros del crimen organizado parece ser una opción que debe ser analizada. Para precisar, la amnistía es una medida legislativa por la cual se suprimen los efectos y la sanción de ciertos delitos, principalmente de los cometidos contra el Estado, además de ser general, a diferencia del indulto. Ejemplos exitosos, aunque polémicos, han dejado huella y vale la pena señalarlos. Colombia, sufrió por muchos años el azote de las FARC, un grupo guerrillero por demás violento que aterrorizó a los colombianos por décadas dejando más de 220 mil muertos y cuyo movimiento de amnistía desarmó al grupo guerrillero otorgando el perdón a miles de combatientes que ahora se han reinsertado a la sociedad exitosamente. Caso similar ocurrió con ETA, en España, que, mediante programas de indulto y reinserción social, logró erradicar los ataques terroristas de este grupo extremista que azotó España durante años. Finalmente, Irlanda entregó amnistía al IRA, y a los movimientos terroristas unionistas de Irlanda del Norte para alcanzar la paz en aquella nación europea. Ninguno de estos tres países quedó exento de polémica, hubo disensos en cuanto a las iniciativas, sin embargo, de lo que no hay duda, es de que los resultados fueron exitosos y los movimientos fueron desarmados casi en su totalidad. Para el caso mexicano, la propuesta del presidente va en el sentido de ofrecer un programa de reinserción a sentenciados y procesados revisando caso por caso para poder ofrecer la amnistía en primera instancia, después, se buscaría encaminar la estrategia para el desarme de grupos delictivos proponiéndoles un cambio de vida y oportunidades de empleo. Los detractores no tardaron en cuestionar la medida, no obstante, los modelos exitosos de Colombia, España e Irlanda pueden darnos una pista sobre un programa exitoso en México, además de que las condiciones de violencia generalizada deben obligarnos a buscar opciones por polémicas que estas sean. Si el objetivo es la pacificación del país, no bastará con la conformación del consejo para la construcción de la paz, tampoco con la recién creada guardia nacional, hasta que las políticas sociales y económicas sean efectivas y le cierren la puerta al crimen organizado, deberemos explorar alternativas que bien pueden ser la solución a un problema que, hasta hoy, parece no tener fin. Insisto, nadie dijo que fuera olvido, tampoco perdón, se trata de suprimir efectos y sanciones delictivas y buscar la reinserción de ciudadanos que por motivos que no podemos juzgar, tomaron el camino equivocado retando al Estado y a la sociedad.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu