Torreon, Coah.
Edición:
04-Mar-2024
Año
21
Número:
896
Inicio » COLUMNAS » SIN INTERMEDIARIOS / 710

SIN INTERMEDIARIOS / 710


|
Por:
Fernando Rangel de León
|
17-08-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: FERNANDO RANGEL DE LEÓN

Uno de los grandes males de México, es el intermediarismo en el campo. El dar el gobierno los apoyos económicos a los campesinos para la realización de los programas agropecuarios, no directamente a ellos, sino a sus líderes y dirigentes.

Dirigentes y líderes campesinos, que con sus honrosas excepciones, se quedan con la mayor parte del dinero destinado para la compra de semilla, fertilizante, bombas de agua, maquinaria y demás implementos agrícolas, pago de trabajos y todo lo necesario para hacer producir el campo y la ganadería.

Arturo Orona, un líder campesino, de los años 40s, a los 80s, es una excepción de los dirigentes del campo de la Laguna, corruptos; que destinaba los recursos económicos gubernamentales, a los campesinos; por eso vivió y murió sin ser millonario.

Últimamente en la mayor parte del país, principalmente en el Zócalo capitalino, se están dando toda clase de manifestaciones de protesta en contra de la nueva política pública federal, en materia de apoyos económicos al campo.

Protestas que causan molestias a la población, como los recientes bloqueos en la Laguna y en la carretera a Durango capital; toma de oficinas públicas, retraso en la entrega de recursos, etc.

Protestas esas que no son de las bases campesinas sino de sus dirigentes que los utilizan como “carne de cañón”; porque ya no serán los lideres quienes manejen el dinero a su conveniencia como lo hacían con los anteriores gobiernos.

Ahora el gobierno les dará a los campesinos los apoyos directamente mediante tarjetas bancarias que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, está implementando para hacer producir el campo y la ganadería para bien de los campesinos, sus familias y México; lo que no sólo se necesita sino que urge.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu