Torreon, Coah.
Edición:
26-Feb-2024
Año
21
Número:
895
Inicio » COLUMNAS » COMENTARIOS AL RAS / 710

COMENTARIOS AL RAS / 710


|
Por:
Comentarios Al Ras
|
17-08-2019
|
Edición:

|
Compartir:

¿POR QUÉ AMLO NO HA CUMPLIDO SUS PROMESAS?

Sr. Presidente, cuando usted buscó por primera vez la Primera Magistratura del país, conocía de primera mano al régimen priista, pues, Usted mismo fue dirigente estatal de su Estado por ese partido, y, hasta dicen, que le compuso un himno.

En su primera incursión, por la Presidencia, no ganó por un partido que Usted ayudó a crear y hacerlo crecer: el PRD.

Con esa derrota, afloró su carácter radical y pendenciero, amén de que cometió graves errores, el más burdo y ridículo, declararse Presidente Legítimo, poniéndose la Banda Presidencial de la Reforma, porque Usted, de veras, se cree Benito Juárez. Pero no solo fue eso, durante meses, mantuvo tomado un tramo de la importante vía del Paseo de la Reforma (que si estuviera vigente la Ley Garrote que sus diputados de Morena acaban de aprobar, Usted estaría, todavía, purgando condena). Esos hechos le restaron credibilidad y lo pintaron de cuerpo entero, perdiendo a una buena parte de sus seguidores más valiosos.

Entonces urdió un plan -inteligente como es-, para prepararse para la siguiente elección, pero sus altibajos y sus ataques a las instituciones, dieron pauta para que sus adversarios, lo encasillaran, como “Un Peligro para México”. Así que, consciente o inconscientemente, cavó su propia derrota en 2012, pues, aparte, no tuvo o no quiso, trazar un plan inteligente para presentarse en la elección, por lo que, nuevamente volvió a perder.

Después, se dio cuenta que su partido, el PRD, se había convertido en un apéndice del PRI, y que con él, no iba a llegar muy lejos. Y otra vez -inteligente como es-, comenzó a tejer más fino. Se deslindó de la banda que secuestró al PRD, y comenzó a formar su propio partido e -inteligente como es-, observó cómo el Gobierno de Peña Nieto, se estaba inmolando con todos los escándalos que todos conocemos y aprovechó la recta para acuñar varias frases inteligentes, como “El Cambio Verdadero” y el ataque frontal contra la corrupción, lo que le dio excelentes resultados, dado que la ciudadanía, en realidad, estaba harta del saqueo, los escándalos y de que le hubieran visto la cara con la invención de la pareja perfecta, cuando sabíamos que era un montaje, parte de la estrategia de la “Mafia del Poder”, dirigida por Televisa, aprovechando la popularidad de la , en ese entonces, estrella, Angélica Rivera, más la personalidad de actor de telenovela de Peña, logrando que una gran cantidad de mexicanos, que no tienen otra diversión o entretenimiento, que las novelas del canal de las estrellas, le dieran la espalda y votaran por Peña.

Cuando el teatro del PRI de Peña se vino abajo, Usted -inteligente como es-, surgió como el único de los candidatos de la elección del 2018, que podía sacar al buey de la barranca, por su, perseverancia, por su sencillez y sus promesas, que calaron muy hondo en el corazón y en las esperanzas de millones de mexicanos, que lo vieron como el transformador, el que acabaría con la corrupción, incluso, que metería a la cárcel a Peña y su grupo de saqueadores.

Por eso ganó la elección, porque vendió un sueño, un anhelo y un futuro mejor.

Sin embargo, cuando le preguntaban que, de dónde sacaría todos los recursos para cumplir sus promesas, decía que de la suma de los ahorros que obtendría combatiendo la corrupción, de la desaparición de dependencias, del despido de los miles de aviadores, de la recuperación de las paraestatales, Pémex y CFE, pero sobre todo, porque, como es Usted muy honesto, todos los mexicanos lo imitaríamos. Este discurso le dio cierto crédito y de su base electoral -que fluctuaba entre 14 y 15 millones-, 15 millones más, votaron por Usted.

Pero una vez que asumió el poder, un día después de la elección -porque así fue pactado con Peña-, muchas cosas se vinieron abajo. Pues se retractó de muchas de sus promesas y las cuentas alegres que había hecho, no le salieron, así que, para curarse en salud, comenzó a culpar y sigue culpando a los corruptos que le dejaron la casa vacía.

Señor López Obrador, a pesar de haber dado a conocer con mucho tiempo de anticipación a su gabinete -cosa que causó buena impresión, una vez en el poder, los convirtió en floreros, como Usted dice, y se alistó para ser Usted y solo Usted, el que toma todas las decisiones. Por eso inventó proyectos, por eso dejó plantados a los empresarios con los que se había puesto de acuerdo para que ellos, y no el Gobierno, construyeran el NAICM. Y se sacó de la manga a la Refinería Dos Bocas, la Termoeléctrica de Tabasco, el Tren Maya y otros proyectos, a costa de ordenar recortes absurdos y dañinos en las dependencias, el cierre de las estancias infantiles y los centros de atención a mujeres maltratadas, los apoyos oportunos al campo, a las empresas familiares, los recortes para la ciencia y la tecnología, el deporte y el despido de miles de funcionarios de carrera.

No, Señor Presidente, el país no está en quiebra, Usted tiene su cochinito para cumplir sus caprichos; Usted está levando al país a una recesión; Usted está matando a muchas personas por falta de medicina; Usted está poniendo en riesgo a mujeres y niños que no tienen quien vea por ellos; Usted ha sumido al país en un nuevo baño de sangre, en la zozobra por tanta violencia, asesinatos, violaciones, secuestros, robos y demás delitos, a los que no ha querido combatir de manera seria y decidida. Eso es lo que muchos le reprochamos. Y no, no queremos que haga magia, ni que nos tachen de incongruentes y reaccionarios. Usted sabía lo que recibiría y cómo lo recibió, así que no se llame sorprendido. Usted -inteligente como es-, sabe qué y cómo hacerlo.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu