Torreon, Coah.
Edición:
20-May-2024
Año
21
Número:
905
Inicio » COLUMNAS » MI VERDAD / 707

MI VERDAD / 707


|
Por:
Agente 57
|
23-06-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: AGENTE 57

ARRANCAMOS… FORMACIÓN Y TRANSFORMACIÓN DE UN PAÍS ningún país es eterno, no ha existido desde siempre ni existirá por el resto de los tiempos. Esta idea es una blasfemia para el nacionalismo, la religión laica que nació para sustituir  la legitimidad religiosa y que venera al Estado en lugar de a un dios. Pero el hecho es que hubo un momento en que ningún país existía como hoy lo conocemos, lo cual significa que todo país derivado de una serie de procesos. Comprender esa serie de procesos es lo que lleva a entender al pueblo que habita, forma y transforma a cada país. Es decir, sólo ningún país es eterno, sino que ninguno es inmutable, ninguno fue en el pasado como es hoy. Todos se transforman, unos a mayor velocidad que otros, algunos muy lentamente  y otros a paso revolucionado, unos lo hacen a conciencia y otros son como una veleta llevada por el viento. Algunos países se hacen a sí mismos, lo cual depende de proyectos y de unión; y otros, triste caso del nuestro, son producto de las circunstancias, del azar, de la casualidad y de las decisiones de otros países. Todo ello resultado de la división. Conocer la serie de procesos que ha llevado a un país a ser lo que es, es la única forma de cambiar el rumbo si es que se busca una transformación para conducirlo en el futuro a algo diferente. Aplica lo mismo para las naciones que para los individuos. Cada persona es lo que es, derivado de su pasado, de lo que ha hecho y pensado, las ideas, valores, prejuicios y traumas a los que se ha aferrado y, ante todo, los condicionamientos psicológicos y patrones de conducta que ha desarrollado. Si no te gusta cómo eres hoy, si no te resulta funcional, si no te hace feliz, si estás lleno de amargura, de rabia, de rencor y no ves con esperanza el futuro, es derivado de cada aspecto de lo que te dices a ti mismo que es tu pasado. Conocer tu propia historia, tu propia mitología y la narrativa de ti mismo es lo único que te puede llevar a una transformación personal. Si aspiras a que tu futuro sea diferente, mejor y más brillante que tu presente, es fundamental conocer al pasado que es origen de ese presente; descubrir las ideas, prejuicios, traumas, patrones y condicionamientos que te han llevado a lo que eres… y cambiarlos. De lo contrario, estarás destinado a seguir por el mismo rumbo y tu futuro no será muy diferente a tu pasado o tu presente. ¿Cuánto tiempo tiene México de existir? Si hablamos del país como hoy lo conocemos, México tiene hasta acta de nacimiento: el Acta de Independencia del imperio mexicano fue firmada el 28 de septiembre de 1821, un día después de que juan de O´Donojú entregara el poder a Agustín de Iturbide, y para ser condescendientes con la historia oficial, diremos que este nacimiento se dio tras un periodo de gestación de once años que comenzó el 16 de septiembre de 1810. Éste es el dato palpable. Pero si México se independizó, lo evidente es que previamente debía existir un pueblo mexicano que luchó por esa independencia, y sería importante encontrar o entender los orígenes de dicho pueblo. Aquí nuestra narrativa histórica tradicional se va hasta los pueblos que habitaron el territorio antes de que fuera México, desde los olmecas hasta los aztecas, y con base a estos últimos como pilar de nuestra identidad, terminamos por llegar a la leyenda del águila y la serpiente. Cabría preguntarse si México se independizó o nació en 1821, igual que habría que reflexionar si México fue conquistado en 1521 o si ese año comenzó a gestarse. Si hablamos de un país que se independiza de otro (México de España), parece evidente que ese  país existe previamente, aunque esté conquistado, y que existe un pueblo que lucha por esa independencia. Es decir, normalmente, antes de que exista un país, existía ya su pueblo, el pueblo que lucha por la construcción de dicho país. ¿Quién es entonces el pueblo mexicano? Podríamos hablar de todos lo demás pueblos mesoamericanos que derrotaron a los aztecas, porque sería bueno tener eso siempre en cuenta: que cuando llega Cortés, había docenas de pueblos además del azteca, y que el llamado conquistador tomó Tenochtitlan de unos quinientos españoles y quizá cien mil indígenas de pueblos sometidos por los aztecas. Tenemos una supuesta conquista, y de ahí que tengamos una guerra de Independencia. Preguntémonos entonces qué pueblo fue el que luchó dicha guerra, y tal vez entonces sabremos qué pueblo es el origen de México. Pero criollos novohispanos fueron tan sólo los líderes de la guerra de Independencia. En la turba de Hidalgo o en los ejércitos de Morelos e Iturbide había indígenas y criollos, pero principalmente mestizos. Tenemos todos los elementos de una narrativa basada en la gloria, pero el Partido de la Revolución decidió contarnos una historia de derrota. Lo primero que hay que hacer para transformar a México es contarnos una historia diferente, y los hijos renegados del Partido de la Revolución son, por ahora, los que van a contarnos una nueva historia, una de tres transformaciones en el pasado y una cuarta transformación en marcha.

MI VERDAD.- ¿Una nueva mitología para un nuevo México? NLDM

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu