Torreon, Coah.
Edición:
20-May-2024
Año
21
Número:
905
Inicio » EDICIÓN 707 » “La electrocoagulación es la solución al hidroarsenicismo”: Parga Torres / 707

“La electrocoagulación es la solución al hidroarsenicismo”: Parga Torres / 707


|
Por:
Orlando Espino
|
23-06-2019
|
Edición:

|
Compartir:

Por Orlando Espino

Torreón, Coahuila.- Sabemos que es un problema que está ahí desde hace décadas, y que ha cobrado la vida de cientos de laguneros, aunque las cifras nos son desconocidas pues no se lleva una estadística que relacione los fallecimientos con el consumo prolongado de arsénico, pero tenemos la certeza de que es una realidad de la que nadie quiere hablar.

Tan es una problemática de salud pública, que los gobiernos estatales de Coahuila y Durango, en conjunto con el gobierno federal, han invertido cientos de millones de pesos para la instalación de filtros que, en el mejor de los casos, no cumplen con su función de remover el metal pesado del agua que consumen miles de laguneros y que a largo plazo les costará la vida. En el peor de los casos, los filtros ni siquiera están en funcionamiento.

Es por ello que un grupo de ciudadanos, en conjunto con una empresa especializada en el tratamiento de aguas contaminadas, han propuesto la electrocoagulación como una solución económica y efectiva para retirar el arsénico del agua, con lo que se estarían salvando miles de vidas por padecimientos causados por el consumo prolongado de arsénico, entre ellos, varios tipos de cáncer.

Se trata del Comité Ciudadano por la Cantidad y Calidad del Agua, que preside Juan Carlos Parga Torres, y la empresa ELEQUA, con sede en San Antonio, Texas; pero fundada y dirigida por el lagunero Jesús Moreno Rodríguez. Ambas organizaciones proponen que, en lugar de invertir cientos de millones de pesos en filtros inservibles y fuera de funcionamiento, se utilicen los recursos públicos para pagar los servicios de la empresa en mención, cuyo costo es de alrededor de 5 pesos por litro de agua tratada.

De acuerdo con la información proporcionada por la empresa, “la tecnología desarrollada es la electrocoagulación, proceso que separa los contaminantes del agua a través de una corriente eléctrica, con muy poca energía, permitiendo así preservar los minerales saludables sin productos químicos”.

Añade que ELEQUA “ha desarrollado una variedad de prototipos para la realización de pruebas y estudios en una diversidad de aguas contaminadas. Gran parte de los estudios han sido avalados por la University of Texas (UTSA); y el SouthwestResearchInstitute (que desarrolla proyectos para la NASA)”.

“Los resultados obtenidos en el tratamiento de aguas por parte de ELEQUA han logrado una importante aceptación tecnológica, producto de la investigación en el área de tratamiento de una gran diversidad de aguas residuales: fracking; hidrocarburos; minería; arsénico; aguas grises; entre otras”.

La empresa añade que, al ser un proceso electroquímico “sirve para desestabilizar, aglomerar y precipitar diversos contaminantes de los efluentes industriales como son: coloides, sólidos en suspensión, sólidos disueltos, metales pesados, pesticidas, grasas y aceites, materia orgánica, bacterias e hidrocarburos”, por lo queda demostrado que se trata de un método sumamente eficiente para limpiar las aguas contaminadas para que puedan reutilizarse para consumo humano.

Tan efectivo es el proceso, que los últimos estudios realizados por la empresa en 2014, tratando agua utilizada en el fracking, y avalados por la UTSA, demuestran que “los resultados obtenidos fueron excelentes, y basándonos en los análisis químicos y las pruebas realizadas, podemos decir que la electrocoagulación es una tecnología para limpiar el agua de fracturación hidráulica (y de otros procesos), y reciclarla una y otra vez”, afirma la compañía norteamericana.

Por si todo lo anterior fuera poco, la empresa, una vez firmado el contrato, no requiere recursos públicos, pues la inversión para el tratamiento de aguas contaminadas corre a cargo de la firma, que solo cobraría, como ya se mencionó, un estimado de 5 pesos por litro de agua tratada. Pero además, los procesos y las plantas tratadoras estarían bajo supervisión, y no como los filtros en los que se invirtieron cientos de millones de pesos y que se encuentran sin operar, mientras miles de laguneros consumen agua contaminada. El problema como siempre, es la desidia, la falta de compromiso y de visión de quienes tienen en su poder la toma de decisiones que, en este caso, pueden salvar miles de vidas.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu