Torreon, Coah.
Edición:
27-May-2024
Año
21
Número:
906
Inicio » COLUMNAS » VICTORIA CARA / 706

VICTORIA CARA / 706


|
Por:
Samuel Cepeda Tovar
|
16-06-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: SAMUEL CEPEDA TOVAR

http://enfoqueanalitico.blogspot.com

Primero lo primero y esencial. Conscientes debemos estar que las condiciones comerciales con los Estados Unidos son las mismas de siempre. Derivadas de años de sumisión y de aplicar la ley del mínimo esfuerzo al depender macroeconómicamente de los Estados Unidos. Desde que recuerdo, la cifra es la misma: 8 de cada 10 productos elaborados en México tienen como destino los Estados Unidos. Y eso que México cuenta con más de 40 tratados de libre comercio con diversos países, pero la cercanía geográfica nos hace optar por esa primera opción, además de que son decenas de años en que México debe obedecer la política del gran garrote de los Estados Unidos; por ello, por esa simple condición, el gobierno de AMLO debía hacer lo posible por evitar el incremento arancelario a todas las exportaciones. En riesgo estaban empleos, empresas y acuerdos que sostienen la economía mexicana. Era sin duda un pacto con el diablo con consecuencias que habrán de ser calamitosas para el gobierno y pueblo mexicano. No obstante, todo lo aducido, no se tardaron en aparecer las críticas mencionado que Trump había doblegado al gobierno mexicano. Realmente, no sé en qué cabeza cabe la idea de que AMLO iba a imponer sus condiciones en el acuerdo comercial con Estados Unidos… Esa dependencia comercial es culpa de gobiernos anteriores sumisos y de visión corta que nos hicieron susceptibles a los resfriados estadounidenses. De ahí aquel estribillo: si a los gringos les da un resfriado, a nosotros nos da una pulmonía. Evitar un aumento general de los aranceles a nuestros productos era la consigna y se logró. AMLO solo cosecha el sembradío que encontró. De hecho, tal cual lo menciona Jesús Silva Herzog en su columna en Reforma: "Vale reconocer el asomo en este capítulo de un presidente pragmático y disciplinado. López Obrador lo fue, sin duda, en esta negociación." ¿Qué es lo que viene ahora? Un gran reto, por supuesto, pues bajo el programa “quédate en México”, los Estados Unidos enviarán a México a miles de migrantes que actualmente radican en aquel país esperando se resuelva su situación migratoria, solo que ahora esperarán en suelo mexicano, esperando meses, quizá años, y en todo ese lapso de tiempo el gobierno tendrá que lidiar con estos migrantes. Puede llegar a ser incluso una crisis humanitaria. Por otro lado, el gobierno mexicano se ha comprometido a militarizar nuestra frontera sur enviando 6 mil elementos de la guardia nacional a realizar labores de seguridad fronteriza. Esto puede ocasionar violencia y transgresión de derechos humanos. Finalmente, se trata de una victoria parcial, pues dentro de 90 días se revisará la parte que le toca a México cumplir, y en caso de incumplimiento, la sombra del aumento arancelario hará acto nuevamente de presencia. Insisto, las condiciones histórico-comerciales no dejaban un escenario alterno al acatamiento de condiciones, pero la victoria debe celebrarse, porque esta tregua representa la posibilidad de una renegociación y la posibilidad también de doblegar un poco a nuestro tutor comercial. El gobierno debe aprovechar este tiempo para echar a andar los demás acuerdos comerciales que tiene con más de 40 países para disminuir la dependencia, porque de lo contrario, solo estaremos prolongando y perpetuando una serie de victorias caras.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu