Torreon, Coah.
Edición:
20-May-2024
Año
21
Número:
905
Inicio » COLUMNAS » AUSTERICIDIO / 705

AUSTERICIDIO / 705


|
Por:
Sin Censura
|
10-06-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: MIGUEL ÁNGEL SAUCEDO L.

Una torpe forma de terminar con una enfermedad es acabar con el paciente, que es lo que hacen algunos de los qué habiéndoseles diagnosticado una enfermedad terminal, prefieren terminar con su vida antes que seguir un tratamiento que no garantiza su recuperación. En ese caso, por lo menos son ellos mismos los que lo deciden. No es lo que sucede, sin embargo, con el austericidio, concepto que inventó Felipe González para referirse a la política en la que se combinan las nociones de homicidio y suicidio con las de austeridad y ahorro. Llevada al extremo y aplicada a un país, una política de esa naturaleza termina por causar un daño mucho mayor que el que se quiere evitar. Es peor el remedio que la enfermedad.

Lo anterior viene al caso porque ya hay quienes empiezan a considerar “austericidas” las decisiones que López Obrador ha tomado para sanear la hacienda pública, misma que recibió convertida en “un cochinero”, según sus propias palabras. En su afán de limpiar las instituciones que ahora están bajo su resguardo, las ha sometido a terapias de shock de las que, según crecientes grupos de opinión, saldrán más lastimadas de lo que ya estaban.  Vea si no, estimado lector, el caso del Instituto Mexicano del Seguro Social, fundado precisamente para revertir una de las causas de la Revolución Mexicana, es decir, la profunda desigualdad prohijada durante el porfirismo y convertido ahora en la bolsa en la que funcionarios y proveedores meten mano para su enriquecimiento personal. La solución de AMLO es negar los recursos para que opere el instituto porque, está convencido, los van a malgastar. Es la mejor expresión de la convicción amloista de que en este país todos son corruptos, menos el presidente y su círculo más cercano.

El IMSS ilustra la forma en la que opera esto que se ha dado en llamar la 4T, esa gran transformación que asegure a López Obrador un lugar en la historia patria junto a los próceres que guiaron la construcción de la patria, aunque, en los hechos, implique una gran devastación institucional, como la llama Silva Herzog. Para donde uno mire, las instituciones están siendo diezmadas, con argumentos muy diferentes a los que usaron los abanderados del neoliberalismo pero con resultados cada vez más parecidos. Miguel de la Madrid, por ejemplo, decía que el Estado mexicano “era demasiado obeso y corrupto” y lo puso a dieta despidiendo trabajadores, sobre todo a los que daban asistencia técnica agropecuaria a los campesinos mexicanos.

Las universidades también están en la mira de la 4T, a la que le estorban tanto la autonomía como el trabajo de investigación y, especialmente, la labor de intercambio de conocimientos que se realiza a través de congresos y coloquios (tanto nacionales como internacionales) en los que los científicos comparten sus hallazgos para someterlos a la crítica de sus pares. Recordemos qué en la iniciativa de reforma constitucional en materia educativa, el Ejecutivo suprimió “por error” la fracción VII del Artículo 3° Constitucional en el que se establecen las bases de la autonomía universitaria, “error” que fue ocultado hasta que lo señalaron diputados de oposición.

Y ahí está la aberrante prohibición del presidente respecto a la participación de investigadores nacionales en lo que él llama “turismo académico a costa del erario”, práctica muy socorrida pero que no impide que muchos trabajadores intelectuales de verdad se devanen los sesos buscando alternativas a los diferentes problemas que aquejan a nuestro país.

Y también está el caso de las guarderías, y el de las escuelas primarias, y el de las organizaciones campesinas y…

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu