Torreon, Coah.
Edición:
10-Jun-2024
Año
21
Número:
908
Inicio » COLUMNAS » QUÉ MÁS DA SI NO SE RESPETA EL DÍA DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN / 704

QUÉ MÁS DA SI NO SE RESPETA EL DÍA DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN / 704


|
Por:
Sin Censura
|
01-06-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: JESÚS M. MORENO MEJÍA

 

“Negar el derecho a la libertad

de la palabra, equivale a

negar la libertad de

pensamiento”.

Gilbert Murray

 

En nuestro país está consagrada la libertad de manifestar las ideas y escribir sobre cualquier materia, en los artículos 6° y 7° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Sin embargo, al amparo del poder hay quienes hacen callar por la fuerza al periodista y al defensor de los derechos humanos, en repetidas ocasiones.

El 7 de junio se celebra en casi todo el país el “Día de la Libertad de Expresión”, cuya fecha fue instituida en 1951 por el entonces Presidente, Miguel Alemán Valdés, en base a lo expresado en los mencionados artículos de nuestra Carta Magna.

El 3 de mayo se conmemora el “Día Mundial de la Libertad de Prensa” en virtud de así haberlo instituido la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés).

El 4 de enero se recuerda el “Día del Periodista”, especialmente en el centro de la república, en honor a Manuel Caballero, considerado el primer reportero de México, pues fue quien introdujo un sentido sensacionalista a las noticias en la época del Porfiriato. Él nació en Tequila, Jalisco, y murió en la capital del país el 4 de enero de 1926.

En fin, que por festejos y homenajes a quienes tenemos por profesión u oficio el periodismo, sobran fechas. Sin embargo, la fuerza de la palabra es considerada ominosa para quienes se sienten ofendidos, al ser exhibidos en su mal proceder, sean funcionarios públicos o personas revestidas de poder.

Los gobernantes, sea a nivel federal, estatal o municipal, recurren a la estrategia de congraciarse con los comunicadores, organizando ágapes, concursos y reconocimientos, en un afán de mantenerlos quietos en su labor informativa o comentarios.

No obstante, el periodista y el luchador social que vela por la defensa de los derechos humanos, consagrados en los artículos antes mencionados de nuestra Constitución, expresan libremente sus ideas de manera abierta y en algunos casos pagando con sufrir amenazas físicas, e incluso con su vida.

Tal ha sido el caso de innumerables periodistas, amenazados o agredidos físicamente, desaparecidos y/o asesinados en diferentes partes del país, sin que se investigue a fondo y se castigue a los culpables.

Desde el inicio del nuevo siglo hasta la fecha, suman más de un 100 los comunicadores inmolados, cuyo número hace que nuestro país iguale anualmente a los periodistas muertos en Afganistán y Siria, donde existe una constante condición de guerra.

En La Laguna y en Coahuila han ocurrido actos criminales en contra de varios compañeros periodistas, entre ellos el asesinato de Eliseo Barrón Hernández, el 25 de mayo de 2009, tras de ser sacado a la fuerza de su casa en Gómez Palacio; la desaparición del periodista Cuauhtémoc Ornelas Campos, ocurrida el 3 de octubre de 1995, en algún lugar de la Comarca Lagunera; Valentín Valdés Espinoza, que fuera acribillado a balazos el 8 de enero de 2009 en Saltillo; Rafael Ortiz Ramírez , desaparecido el 8 de julio de 2006 en Monclova; Luis Emmanuel Ruiz, asesinado en Monterrey, N.L., pero que trabajaba para La Prensa, de Saltillo.

La lista es más extensa e incluye otras ciudades de Coahuila, entre ellas Acuña y Piedras Negras, pero todos los casos se han caracterizado por ser hechos impunes.

Reiteramos que la profesión u oficio del periodismo es una labor de mucho riesgo, pues como dijera Simón Bolívar: “La libertad (de opinión) es el único objeto digno del sacrificio de la vida y de los hombres”. ¿O usted, amable lector, qué opina?

¡Hasta la próxima!

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu