Torreon, Coah.
Edición:
20-May-2024
Año
21
Número:
905
Inicio » COLUMNAS » EL NORMALISMO MEXICANO EN EL ESCENARIO DE LA 4T / 703

EL NORMALISMO MEXICANO EN EL ESCENARIO DE LA 4T / 703


|
Por:
Sin Censura
|
27-05-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: GUILLERMO OROZCO R.

 

* La primera Escuela Normal Rural se fundó hace 97 años, el 22 de Mayo de 1922 en el poblado de Tacámbaro, Michoacán. 

* La Escuela Normal Rural del Mexe, Hidalgo se fundó en 1926, fue cerrada en 2008 y su próxima reapertura será para el ciclo escolar 2019-2020.

 

Las amenazas y agresiones contra el sistema de educación normal rural  a lo largo de la historia  ha sido una constantedesde su creación en 1922,  así ha sido su azarosa existencia.   A partir de entonces el número de estos planteles se multiplicó lentamente, de 10 escuelas existentes en 1934  apenas se llegó a 34 instituciones en 1940.

Existió  una tendencia muy fuerte por parte de regímenes reaccionarios  de acabar con el sistema de Normales rurales, hay una acción gubernamental extrema que se presenta en el penúltimo año de Gustavo Díaz Ordaz y aproximadamente a un año de la masacre estudiantil de 1968.

El Diazordacismo y los grupos dominantes de la derecha mexicana, eliminan en agosto de 1969 a 14 escuelas normales rurales, las convierte en Escuelas Secundarias y con ello se reduce el sistema normalista a casi la mitad de las existentes hasta esa  fecha, debilitando uno de los pilares de la educación superior de México junto con la educación universitaria y politécnica.

Después de 1969 sólo sobrevivieron las siguientes instituciones:

DE HOMBRES: Aguilera; Durango, Atequiza; Jalisco, Ayotzinapa; Guerrero, El Quinto, Sonora, Tiripetío; Michoacán, Mactumatzá; Chiapas, Hecelchacán; Campeche, Tenería; México, El Mexe; Hidalgo y San Marcos, Zacatecas, (esta última ahora es mixta)

DE MUJERES: Saucillo; Chihuahua, Cañada Honda; Aguascalientes, Tamazulapan; Oaxaca, Teteles, Puebla y Panotla; Tlaxcala. Posteriormente en 1974 y gracias a una lucha estudiantil y popular se logra la creación de la escuela normal rural de Amilcingo; Morelos.

De 2001  a la fecha la acechanza sobre el normalismo rural se agudizó por parte de los gobiernos neoliberales e impopulares que afortunadamente ya se fueron, una de las escuelas que fue víctima de la represión del sistema fue el Mexe; Hidalgo, en 2003 desapareció el sistema de internado, cambiaron a estudiantes a sedes alternas y disminuyó la matrícula de la institución, hasta que en 2005 se decretó su cierre para dar paso a la Universidad Politécnica de Francisco I. Madero (UPFIM),  que se instaló en su emblemático edificio. En julio de 2008 egresó la última generación de estudiantes de El Mexe, como muestra de la tendencia neoliberal de debilitar al sistema de educación normal para  los hijos de los campesinos,  mientras que  por otro lado  la de Mactumatzá; Chiapas,  se quedó sin el servicio de internado. Y de no haber pasado los acontecimientos de los 43 normalistas de Ayotzinapa, es casi seguro que muchas escuelas ya hubieran desaparecido.

Hoy estas instituciones  transitan hacia  escenarios  futuros con serias desventajas históricas para el desarrollo óptimo de sus funciones sustantivas: docencia, investigación y difusión de la cultura,  lo que hace necesario replantear sus formas de funcionamiento.  Pugnar porque sigan vivas en beneficio de  estudiantes campesinos de escasos recursos económicos.

El requisito más importante para ingresar a cualquier escuela normal rural es la falta de recursos económicos.  Las normales  rurales son una de las pocas vías de aspiración a un mejor nivel económico y social para los jóvenes  del mundo campesino,  al lograr el ingreso a una de  ellas se garantiza educación, hospedaje, alimentación y posteriormente, con suerte a un trabajo calificado.

Gobernadores, autoridades educativas de todos los niveles y dirigentes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación se propusieron  acabar con las normales rurales. En su momento  Elba Esther Gordillo las detestó y las etiquetó como un  semillero de guerrilleros.

Respecto al nuevo rumbo del normalismo rural en la 4ª Transformación es que prevalezcan, se fortalezcan y se logre la reapertura de algunas.  La promesa que hizo en campaña el presidente Andrés Manuel López Obrador de reabrir el Mexe, se cumple de manera  incompleta,  pues no se autorizó el servicio de internado. La demanda para reinstalar el internado,  no es una necedad, sino una demanda de los jóvenes que aspiran  formarse como futuros docentes, mismos que  proceden de familias de escasos recursos y de regiones distantes del país.

A poco más de una década de haber cerrado sus puertas, la Escuela Normal Rural Luis Villarreal del Mexe, Hidalgo, retomó sus actividades, pero con un profundo malestar  de sus ya próximos nuevos alumnos y egresados, por el hecho de que no contarán  con el servicio de internado.

Desde el pasado 13 de mayo inició el curso propedéutico a casi un centenar de alumnos, quienes toman clases en una telesecundaria cercana a la normal del Mexe, mientras  concluyen las labores de rehabilitación de su antiguo casco histórico.

Deben ahora de manera organizada exigir que se cumpla al 100 por ciento la promesa de campaña del entonces candidato López Obrador, que al  Mexe independientemente de su reapertura, se le restituya su servicio de internado.  Y que  se cumpla además  con la reapertura de otros planteles que arbitrariamente fueron cerrados en 1969.

Ese sería un gesto de buena voluntad del gobierno de la 4 T ante los obstáculos que enfrentan   los jóvenes del medio rural que desean ser parte de la docencia.

Guillermo Orozco Rodríguez.- A 27 de Mayo de 2019.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu