Torreon, Coah.
Edición:
10-Jun-2024
Año
21
Número:
908
Inicio » COLUMNAS » PUEBLO MAL EDUCADO, PUEBLO ESCLAVIZADO / 702

PUEBLO MAL EDUCADO, PUEBLO ESCLAVIZADO / 702


|
Por:
Sin Censura
|
18-05-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: ABEL ALCALÁ H.

Nuevamente  nos enfrentamos a padecer las estulticias de la mayoría de los diputados y senadores de la república quienes haciendo gala de su supina  ignorancia aprueban leyes y modifican la constitución con acuerdos cupulares entre grupos y partidos políticos  sin importarles los  daños que ocasionan a los mexicanos y a la vida institucional del país.

Estos individuos; diputados y senadores,  se les olvida que la supremacía es velar por el bien del todo (Primero es la patria) y no a la inversa, es decir, legislar por el bien de las partes, ya que el bien de las partes no necesariamente es el bien del todo (México), en cambio, el bien del todo repercuten en el bien de las partes.

La educación de los infantes, púberos y adolescentes es tan importan y trascendental para el pueblo mexicano que sería una imprudencia dejarla en manos del gobierno.

Los enemigos externos e internos de los mexicanos están luchando sin descanso por mediatizar la educación desde las esferas del gobierno y apoyados por organismo aliados a la ONU se la pasan presionando a los legisladores para que conviertan sus ideologías antinaturales y perversas en leyes que nos obliguen a seguirlas.  Ellos se basan en la sentencia que dice: “Quien controla la educación del pueblo controla su futuro”.

Y citando a Simón Bolívar en el tema de educación: “Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción; la ambición, la intriga, abusan de la credulidad y de la inexperiencia de hombres ajenos de todo conocimiento político, económico o civil; adoptan como realidades las que son puras ilusiones; toman la licencia por la libertad, la traición por el patriotismo, la venganza por la justicia”

Con lo mencionado se deduce que dejar la noble empresa de  la educación en manos del gobierno es el peor de todos los pecados que se puede cometer contra la patria, la nación, la república y la soberanía.

Lo que nos debe guiar es la prudencia la cual nos inclina a constatar y luchar por la verdad en la educación pues sólo  la verdad nos hará libres y nos blindará contra cualquiera intento de esclavizarnos.

Actualmente la educación está en manos precisamente de los que odian, repudian y niegan que exista la verdad, quieren “educar” (indoctrinar)  en base a ideologías destructoras de la naturaleza y esencia humana como es la ideología de género, por la cual se han gastado millonadas de dólares para imponerla en México.

La educación debe estar en manos de las personas y organismos conocedores de la esencia y naturaleza humana que es  parte sustantiva de la educación y que educan al hombre en sus dimensiones moral e intelectual basadas en la sabiduría del ser y de las ciencias objetivas filosóficas y pedagógicas.

El Gobierno sólo debe dedicarse a proveer los medios materiales, físicos y logísticos para que la actividad educativa se desarrolle sin ningún obstáculo.

Las deficiencias en la educación de los mexicanos normalmente se refleja en todo el transcurso de la vida  del ciudadano, como dice el presiente López Obrador: “El Igno nacional”.

Por eso la importancia de que los educandos reciban la educación basada en la verdad y no en ideología reduccionistas del ser humano que los conducen a su  esclavización.

La educación inicia en casa y los padres tiene el derecho  a educar  a sus hijos en donde mejor les acomode, el gobierno queda  restringido  a dotar de  dinero a cada familia y que ellos escojan a donde llevan a sus hijos a recibir educación (libertad democrática), lo anterior lo basamos en la práctica que se usó para atender el problema de las guarderías.

Para salvar a México y que los mexicanos vivamos dignamente la mayor inversión debe ser en  educación, un pueblo educado en la verdad difícilmente será víctima de los corruptos, demagogos y mediocres.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu