Torreon, Coah.
Edición:
27-May-2024
Año
21
Número:
906
Inicio » COLUMNAS » COMENTARIOS AL RAS / 692

COMENTARIOS AL RAS / 692


|
Por:
Comentarios Al Ras
|
23-02-2019
|
Edición:

|
Compartir:

NO SE VALE, SR. PRESIDENTE, NO SE VALE

En apenas casi tres meses, he visto cómo ha avanzado el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Y en ese mismo tiempo, los matices con los que va pincelando su gestión.

AMLO se impuso una tarea que se antoja titánica: ofrecer conferencias de prensa todos los días a partir de las 7 de la mañana. Hasta ahora, ha sido constante y disciplinado. Sin embargo, al no contar con un guión o no contar con toda la información para hacer frente a preguntas o cuestionamientos que le plantean los medios de comunicación, ha usado como estrategia, desviar la atención a otro tema, regularmente controversial. Ya sea un señalamiento o acusación contra algún personaje o dependencia, sin mucho rigor objetivo.

He presenciado y también leído y escuchado, cómo, Andrés Manuel, se ha creado su propio mito. Porque él no cree que los ciudadanos lo hicieron Presidente de la República para que, realmente, cambie el orden de las cosas y administre correctamente el país durante los seis años de su mandato, NO. El se siente llamado a realizar la Cuarta Transformación o “Revolución”; a transformar la historia del país. Y lo más delicado, es prometer que realizar esta transformación es muy fácil. Que su sola persona su presencia y buena voluntad, son suficientes, porque él es un hombre noble, digno y honrado.

Es una actitud egocéntrica, pues no es la política lo que hará cambiar el orden establecido, sino un halo de santidad que lo rodea y que su sola presencia, hará que desaparezca la corrupción, aunque esté rodeado de corruptos. Y lo trágico de esto, es que millones de ciudadanos se lo crean. Por lo que, esto, es excelente para ganara elecciones, pero no para resolver de fondo los problemas de México.

Cotidianamente, el Presidente camina cada día hacia un precipicio, lamentablemente, seguido por el “pueblo bueno” que cree ciegamente en él.

Por eso, muchos intelectuales, periodistas, analistas, académicos, empresarios y ciudadanos respetables, como en la España acosada por el fascismo franquista, han alertado sobre la llegada del “Lobo”. Y ya conocemos la historia de ese país y que relata muy bien en uno de sus poemas, León Felipe.

Pero los mexicanos somos diferentes -al menos eso sigo creyendo- y junto con la oposición y las organizaciones a las que el Presidente llama “fifi”, deberemos de fortalecer y fomentar más organizaciones sociales, más poder ciudadano, más pensadores y menos fanáticos; promover a ese otro país, diverso, plural, productivo y democrático, cuyo anhelo es un gobierno honesto y decente.

A diferencia de otros países (como Venezuela, al que nos comparan tanto), nosotros tenemos nuestra propia historia; hemos transitado por varias revoluciones y sabemos discernir, con conocimiento de causa, pues la última revolución, se enquisto en la sociedad, de manera perversa, por más de 70 años.

Es delicado lo que está haciendo nuestro Presidente.

No se vale acusar y exhibir a personajes tildándolos de corruptos, de traficantes de influencias, sin que haya una denuncia formal de por medio. Y si la hubiera, eso se debe ventilar en los tribunales y no en la plataforma que usa el Presidente todos los días para fortalecer su poder.

No se vale decir sin las pruebas en la mano, que todas las estancias infantiles subrogadas por el Estado, son corruptas.

No se vale descalificar a los organismos autónomos tachándolos de “fifis”, de estar ligados a la mafia del poder, para deshacerse de algunos de sus miembros para ocupar los vacíos con incondicionales del Presidente.

No se vale decir que no se está de acuerdo con una Ley aprobada por el Congreso, cuando éste, es un poder autónomo, un contrapeso del Presidente y garante de que se no se vulnere el Estado de Derecho.

No se vale centralizar los recursos que son de todos, para repartirlos en base a filias o fobias en los Estados del país.

No se vale cambiar de posición de un día para otro en temas tan sensibles y profundos como la seguridad pública y aferrarse a un capricho, contra todos las predicciones y temores de grandes sectores de la sociedad, menos, hacerle manita de puerco al Congreso, para que la Ley de Seguridad del Presidente, sea aprobada sin ninguna modificación.

No se vale lanzarse contra las organizaciones autónomas de manera general, sin sustento y sin elementos, solo para denigrarlas y quitarles respetabilidad.

No se vale exhibir a quienes han amasado grandes fortunas y comprado inmuebles en el extranjero y en México, y dejar pasar, que, al menos dos Secretarios de Estado, hayan hecho lo mismo; peor, que hayan tratado de esconderlos.

No se vale llevar al cadalso, en el que se han convertido las conferencias mañaneras al Titular de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo García Alcocer y dejar que Yasmín Esquivel, esposa del contratista José María Rioboó (el amigo, contratista y asesor del Presidente), forme parte de la terna para Ministra de la Corte que el Presidente AMLO propuso.

No se vale que en ningún caso de corrupción de los que se han abordado en las conferencias de prensa, el Presidente no haya mencionado, ni una sola vez, al ex Presidente Enrique Peña Nieto, lo que se presta a suspicacias, como tampoco se vale que la esposa del Presidente, no haya desmentido el supuesto encuentro que tuvo en Cuba con Peña Nieto.

De plano, ¡NO SE VALE!

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu