Torreon, Coah.
Edición:
19-Feb-2024
Año
20
Número:
894
Inicio » EDICIÓN 689 » Los Azulejos; el paraíso que nunca fue / 689

Los Azulejos; el paraíso que nunca fue / 689


|
Por:
Sin Censura
|
02-02-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: REDACCIÓN

Torreón, Coahuila.- Se anunció hace 20 años como un desarrollo inmobiliario de clase mundial, en el que los propietarios disfrutarían de un campo de golf con lago privado, entre muchas otras comodidades, que lo situarían entre los fraccionamientos más exclusivos no solo de la ciudad, sino del norte del país.

Sin embargo, desde su nacimiento, Los Azulejos estuvieron inmersos en un entramado de demandas, juicios, traiciones y enfrentamientos que llevaron a naufragar el proyecto, que está a punto de escribir un capítulo más en la ya de por sí negra historia del lugar, que nunca llegó a ser el paraíso que se prometió a las familias que pagaron 250 dólares por metro cuadrado (m2) de terreno.

El tristemente célebre Aldo Díaz Pérez, no ceja en su empeño de seguir haciendo negocio, 20 años después, con el exclusivo y malogrado desarrollo inmobiliario que, curiosamente, inició en la administración que encabezó Jorge Zermeño Infante por allá en 1999. ¿Coincidencia?

PARAÍSO PERDIDO

Fue en 1999 cuando Aldo Día Pérez, obtuvo los permisos para vender “lotes en el fraccionamiento Los Azulejos”, explica en entrevista con Sin Censura el empresario Óscar Gutiérrez del Bosque. “Lo que se prometió –añade- para vender en ese precio, fue un campo de golf con lago, un ecosistema de calidad mundial que no solamente le daría un nombre muy importante a Torreón, sino que las familias que vivieran allí tendrían un millón de metros cuadrados (mm2) de ecosistema; se denomina así porque Los Azulejos están diseñados para que, en caso de llegar la peor tormenta, es de los pocos lugares que tiene el diseño pluvial necesario para no sufrir inundaciones”. Por lo anterior, el fraccionamiento despertó un gran interés e inmediatamente se colocó como el mejor lugar para residir en Torreón y en el norte del país.

Sin embargo, señala Gutiérrez del Bosque, “Aldo Díaz Pérez ha estado engañando a cada administración, y no ha cumplido con los servicios de urbanización, es decir, los lotes no cuentan con servicios tan básicos como alumbrado público, drenaje o agua potable.

“Entonces, no se ha cumplido con los servicios en casi 20 años, que representan más de 300 millones de pesos, esa es la inversión que se necesita para concluir la urbanización. Y ahí es donde está el problema, porque los dueños de lotes y casas ya están demandando al municipio porque ahora es la administración quien debe responder a los ciudadanos que compraron de buena fe, porque siempre debe llevar el aval de la responsabilidad del municipio, porque el municipio debe pedir hasta el 35% de fianza para tener la garantía, si no lo hizo y lo consintió es problema del ayuntamiento”.

Ante tal panorama, los colonos han decidido agruparse y conformar la Asociación de Terrenos y Casas en Los Azulejos (ATYCA), “quienes ya no van a buscar a Aldo Díaz Pérez… Van directamente a exigir que el municipio responda y pague la urbanización de Los Azulejos, porque la Ley establece que el municipio es responsable solidario al dar los permisos y detener fianzas, de no hacerlo es responsabilidad del ayuntamiento”.

Pero la falta de servicios públicos no es el único problema en que se encuentra inmerso el fraccionamiento. De acuerdo con Gutiérrez del Bosque, por medio de Luis Hoyos, presuntamente se realizó una “simulación de actos jurídicos”, donde cede el fraccionamiento a uno de sus empleados quien supuestamente “…le pagó 100 millones de pesos, entonces, una de las personas afectadas levantó un juicio contra esa supuesta venta de acciones y un juez federal determinó que fue un acto simulado”.

Fue la señora Norma Izquierdo, propietaria de varios terrenos en Los Azulejos y esposa de Gutiérrez del Bosque, quien decide emprender acciones legales ante instancias federales, que solicitaron a Luis Hoyos y su empleado que presentaran los documentos para sustentar la legal adquisición del desarrollo inmobiliario y el pago de impuestos: “… ellos no pudieron demostrarlo y entonces el juez federal determinó que se trata de un acto simulado y por tanto no válido”.

Como el primer intentó no funcionó, lo intentaron una vez más. En el año 2012, la señora Norma Izquierdo demanda por la vía mercantil al empresario Díaz Pérez, quien incumplió con el pago de la cantidad señalada por el juez federal, se determinó el embargo de las acciones de la inmobiliaria, que pasaron a manos de la demandante. Es entonces cuando Aldo Díaz busca a Luis Hoyos, hermano del entonces director del Registro Público de la Propiedad, Armando Hoyos: “… Ahí empiezan a hacer actos simulados donde Aldo Díaz, afirma que le vendió a Luis Hoyos por más de 120 millones de pesos”.

Además, añade Gutiérrez del Bosque, la compra-venta de Los Azulejos, simulada o no, no tiene validez alguna, es decir, se trata de un acto “anulado”, pues las acciones de la inmobiliaria fueron embargadas a favor de Norma Izquierdo por parte de un juez federal. “Ese acto no tiene validez porque la propietaria es Norma Izquierdo”, añade.

Pero eso no es todo; ostentándose como dueño, Luis Hoyos habría obtenido permiso del municipio para destruir el campo de golf y el lago y construir un nuevo fraccionamiento al interior de Los Azulejos, a lo cual se oponen los colonos que pagaron por un proyecto diferente. Por supuesto, el tema de fondo es que no es el legítimo propietario del predio.

Gutiérrez del Bosque explica: “En dado caso de que el municipio avale el proyecto, se le fincarían responsabilidades legales por prevaricato (delito en el cual incurren los funcionarios públicos, autoridades de una nación, jueces, entre otros, cuando faltan, ya sea, a sabiendas, es decir de manera deliberada, o por ignorancia inexcusable, a las obligaciones y deberes inherentes al cargo que desempeñan)”. https://www.definicionabc.com/derecho/prevaricato.php

El caso está siendo actualmente analizado por la comisión de justicia del cabildo torreonense, que preside Antonio Gutiérrez Jardón, ex candidato del PRI a la presidencia municipal. “Dicha comisión está analizando darle el visto bueno al permiso o anularlo”, y en caso de que sea avalado los afectados procederían a ampararse y fincarle responsabilidades al ayuntamiento que encabeza Jorge Zermeño Infante, quien, curiosamente, era alcalde de Torreón hace 20 años, cuando se concibió el malogrado desarrollo inmobiliario.

Gutiérrez del Bosque concluye: “El municipio no debe creerle a Luis Hoyos, que aunque traiga un acta firmada por equis notario, no quiere decir que sea válida, se tienen que investigar los pagos, que no ha hecho, ha dado bicicletas, canicas, motos, una casa. Pero así no se pagan los impuestos, se pagan con dinero, pero como son muchos millones de pesos y como saben que la señora Norma Izquierdo es la propietaria, no quieren pagar, por eso las garantías, porque si pierden quitan las garantías. Por eso el municipio no debe creerle a Aldo Díaz Pérez, que tiene una máscara puesta que se llama Luis Hoyos”, finalizó.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu